Gabriel y Cristóbal...



Han pasado casi 20 días de la llegada de Cristóbal al mundo... 20 días que han estado llenos de todo tipo de emociones, sentimientos, situaciones..etc.

Me quedé solo dos días en la maternidad, porque Gabriel no quería comer y dormía mal, y con esa preocupación no podía estar tranquila; además que me sentía bien, nada me dolía demasiado y estar todo el día en cama me ponía los nervios de punta, además que la enfermera venía cada nada para ocuparse del bebé.. como si fuera una nanny!! En fin que pedi el alta antes de tiempo y regresamos a casa...

Gabriel recibió bien al hermano, pero su comportamiento cambió mucho, comenzaron los berrinches y los celos... al pobre enano le está costando aceptar que ya no es el único y que ahora habrá que compartir mamá, papá, abuelos... juguetes, etc, etc, etc...


Hoy en día las cosas van mejor, con la ayuda de mi mami y mi tía, las cosas van machando mejor... y podemos ocuparnos de los dos y de la casa :o)

Cristóbal crece tan rápido!!! Hoy cuando lo vestía y lo puse de vientre, vi cómo levantaba ya su cabecita, hay ropita que ya no le queda... y su carita también va cambiando...


Las noches no son tan difíciles, como le doy biberón -porque esta vez tampoco me "subió" la leche, por más que intentamos  "n" métodos, recetas, y tips...- los horarios para darle de comer son  más o menos fijos...


En éstos días voy acomodándome a mi nueva condición de mamá de dos principitos preciosos, con todo lo que eso conlleva, a veces se me rompe el corazón cuando veo y Gabriel llorar o intentar llamar la atención de su papá o sus abuelos a todo precio, aunque para eso tenga que gritar, llorar, caminar con los zapatos del papá, hacer tonterías. A veces siento también que no le dedico tiempo suficiente a Cristóbal porque muchas veces es la abuela quien lo tiene en brazos mientras yo me ocupo de su hermano, que ahora está en la edad de pedir atenciónm descubrir cosas, mostrarte los "logros" que va alcanzando...






Intento a darle a cada uno el tiempo de acuerdo a sus necesidades, a los dos los adoro con toda el alma... quisiera poder transmitirles eso a mis hijos... quisiera estar segura que tanto uno como el otro  tengan la certitud que los amo con la misma intensidad y que quisiera poder partirme en ocho para estar con cada uno en todo momento...

Soy feliz con mis dos preciosos, soy feliz con mis tres hombres de la casa...   con mi mamá a mi lado... tengo mucha suerte y mucho que agradecer a Dios...










1 comentarios:

Françoise dijo...

Si, tienes mucha suerte... estan divinooooooooooooos los dos!!! Gabriel esta muy grande!!! esta hermoso! Yo cada vez que leo estos post de hermanitos celosos... me pongo mas decidida a no mas hijos jajajajajajaja, me da pavor eso... jajajajaja
Cuidate mucho!!!! un beso para esos dos principes!