Así pasan los días

para Gabriel.

Entre despedir a su papá desde la ventana, esperar que llegue del trabajo, o correr  cuando escucha el ruido del camión que recoge la basura...





Entre salir a veces a la calle con su triciclo, o a la terraza ( y gastarme hasta romper los zapatos!!!)



ó armarme el desorden cuando vengo acabando de limpiar...



hasta cuando se la pasa bien tomando su baño diario





todo eso sin contar todo el tiempo que dedica a su hermano, jugando o molestándolo...

3 comentarios:

Killa dijo...

Y seguro que es el niño más feliz de mundo. Allá no van con su edad a la guarderia?

Banich dijo...

Killa, van desde más pequeños, pero hay solo 4 para el sector donde vivimos y tienen prioridad las mamás que trabajan, así que yo soy la últimna de la lista y a estas alturas que ya falta poco para que vaya a la escuela, pues mejor lo pasamos bien no?? :)

Roze Meisje dijo...

Ay como dejó el munequito desplumado jejeje tu hijo es bello! los dos son hermosos Banich!